A diario

 Escribo a diario sobre
tu blanca piel, con mi dedo,
acariciando lenta tu alma
conquisto cada rincón de tu
cuerpo erizado.

Escribo a diario un surco
imaginario, como el camino
de un errante deja en la
meseta nevada sus pies
arrastrados a cada paso.

Dejo huella en tu cofre
secreto, pues conozco
encrucijadas y miedos
guardados en tu corazón.

Escribo a diario en silencio,
grito al universo que te amo
sin esperar respuesta, aún así
oigo e escucho el eco de tus
sentimientos.

Escribo a diario desde mi corazón 
sin saber si algún día volverás,
continuo haciendo surco en 
el alma de quien antes me amó,
confio que mi voz te conquiste.
            
                                 Montmeló 
                                   25/10/2020
                                     Jerofer.

                                    

Comentarios

Entradas populares de este blog

Compańeros y amigos

CRIPTANA (campo de)

DESCALZO