SONRISAS

 Me enterraron vivo,
caminé como un zombi,
arrastrado en el barro
comido por las moscas
que acompañan a los 
gusanos de los cadaveres.

Después vi el reflejo 
de mi alma en el espejo
de una sonrisa amiga.
Comprendí que mi dolor 
solo me pertenece a mi,
así que me levanto y
camino más sonrisas.

Personas que lloran
de puertas hacia dentro,
pero emanando luz 
hacia los sufridos corazones
de sus semejantes, sin condiciones.

Ahora.
Hoy, disfruto de la mejor sonrisa,
la más bonita conocida jamás.
Sonrisa de otra alma sufrida.

Hacemos senda en estos días
de incertidumbre y enfermedad.
Es irónico que en tiempo de muerte
a mi me empujan a seguir
camino con una sonrisa inmejorable.

                                  Jerofer. 17/4/21
                                   Campo de Criptana 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Compańeros y amigos

RELOJ

Aclaracion