DESCALZO

 Vuelvo a caminar descalzo
en el desierto de la vida,
mezclado con semejantes,
almas agrupadas pero solas.

En este desierto árido y seco,
que en ocasiones se torna 
lluvioso y torrencial, donde
todos nacemos solos, donde
solos moriremos también.

Buscando el jardín del Edén,
la tierra prometida, la felicidad,
caminamos en soledad, cada cual
la experimenta a su manera.

Sin percatarnos en ocasiones,
que la felicidad reside en 
nosotros mismos, en nuestro 
interior, en nuestra esencia
más elemental, la de un nińo.

Sin embargo al perder la mirada
de nińo, la buscamos en objetos
o personas, sin satisfacernos
muchas veces, perdiéndonos.

Yo, sigo caminado descalzo.

                        Jerofer. 9/5/21
                       Campo de Criptana 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Compańeros y amigos

RELOJ

Aclaracion