MONZON, como ViENTO

Me atraviesa el viento
del Monzòn, mi cuerpo,
desde el pecho se
introduce congelando,
helando mi alma.

Observo tu reacción 
desproporcionada y
confundido no se donde
dirigir mi paso.

Tu soplas Monzòn
contoneando tu 
esculturar figura,
la que tú cuerpo posee.

Yo, helado sufro
sin poder avanzar,
consumo lunas y el
tiempo que desperdicio 
es un privilegio derrochado.

Se agota la paciencia 
de este que subscribe,
a punto de dar la vuelta
y caminar rumbo contrario 
a las estrellas, deseoso
que la que más brilla 
en mi corazón se pronuncie.

                     Jerofer. 6/5/21
                           Monzòn

Comentarios

Entradas populares de este blog

Compańeros y amigos

RELOJ

Aclaracion