CONTAR

 Contaba los segundos
para sentir el tacto
de tu piel sobre mí.

Contaba los kilómetros 
rectando la distancia 
para abrazarte otra vez.

Contaba,
             contaba y contaba
siempre pensándote, contaba 
para acariciar tus labios.

Pero un día deje de lado
el contador que angustia 
el alma y ahoga la mente.

Deje de contar contigo 
dado que tú no contabas conmigo,
así salvé mi corazón, lo liberé
del dańo que sufría a la 
distancia del amor, indiferencia.

Ahora,
          cuento nubes,
                               pájaros,
y los charcos que salto 
tras la fuerte tormenta.

Ahora, cuento sólo conmigo,
dándome cuenta que para ti 
solo fui un juego, uno más.

Para mi fuiste un todo, única,
mi amor más maduro y real,
pero todo resultó un carnaval
donde disfrazaste tus emociones 
escondídas, mintiendo a mi 
enamorado corazón.
Ahora,
          ya no cuento.

                                   Dunkerque. F. 
                                        10/10/2020
                                          JEROFER

Comentarios

Entradas populares de este blog

RELOJ

Dos Gardenias